Educación Continua Para Abogados

Ejercer la abogacía no se limita a aplicar lo aprendido en la universidad. Sin duda, esa es una parte importante, pero la experiencia profesional y el mantenerse actualizado son requisitos fundamentales para ser un buen profesional.

Por eso, el Reglamento de Educación Jurídica Continua del Tribunal Supremo de Puerto Rico, establece que todo abogado activo debe obtener al menos 24 créditos de educación jurídica continua en un plazo de dos años. De ellas, al menos cuatro créditos deberán tratar sobre ética profesional. Para los abogados notarios, al menos seis deberán tratar sobre notaría.

El problema es que, una vez se completan los estudios universitarios, es difícil identificar los programas de formación que realmente valen la pena. Son muchas las instituciones públicas y privadas que ofrecen cursos, pero no son tantos los cursos que realmente aportan algo nuevo al abogado.

Recuerden que el Tribunal Supremo de Puerto Rico es el organismo que reconoce o autoriza a las entidades que pueden ser proveedoras de cursos que sean válidos para cumplir con el requisito de formación. Asimismo, la International Association for Continuing Education and Training tiene entre sus responsabilidades acreditar los programas de educación continuada.

Aquí no vamos a promocionar ningún programa específico, pero sí aconsejamos a los abogados que, si no están seguros de la calidad del programa de formación, comprueben primero si está acreditado y reconocido por estas instituciones.

Esto no quiere decir que se deban ignorar el resto de las oportunidades para aprender. Pero sí que cuando se esté ante un programa sin estas características, que ya marcan un nivel mínimo de calidad, el abogado debe asegurarse de los contenidos que recibirá y de que los mismos están actualizados. Además, debe tener en cuenta que las horas lectivas no computarán para cumplir con los requisitos de formación estipulados en el reglamento.

Aparte de acudir a los cursos como estudiante, los abogados activos podrán cumplir con sus obligaciones de formación continua publicando libros o artículos en revistas jurídicas académicas de alto impacto, enseñando en cursos de los propios programas de educación continuada o en los cursos de derecho de las universidades y haciendo estudios de postgrado en universidades reconocidas por el Consejo de Educación Superior de Puerto Rico. Para obtener más información, visite ortizarocho.com. También puedes conectarlos en Facebook para obtener más actualizaciones.

Be the first to like.

Shares